Ya estamos...

Ingresá tu búsqueda

#112 • Diciembre 2015 Año VI Arquitectura Grandes Casas Modernista

Reconquista y Paraguay

por Enrique Espina Rawson / Fotos: Iuri Izrastzoff
Compartir

No existe, al parecer, indicación precisa, ni tampoco se sabe el nombre de los profesionales que tuvieron a su cargo el diseño y la construcción del edificio ubicado en Reconquista 872-890.

Si bien las entradas a los dos cuerpos de departamentos dan sobre esta arteria, tiene también un importante desarrollo sobre Paraguay. Hay varios locales en la planta baja, sin duda concebidos en la planificación, y cuatro pisos rematados en una singular cúpula ubicada en la terraza, sobre la ochava del edificio.

Por cierto que el entorno barrial ha cambiado en sus últimos tiempos. La transformación de Reconquista en peatonal, y la desaparición de sus antiguos locales, casi todos pequeños comercios dedicados a la repostería árabe, para reciclarse en pubs de amplia aceptación en el turismo, ha alterado la fisonomía tradicional de la zona.

También te puede interesar  Muestrario

Pero volviendo a esta obra de 1913, podemos observar que tiene fuertes influencias de una vertiente del modernismo catalán, con ciertas reminiscencias medioevales tan común en algunos edificios de esa época.

Hay detalles dignos de destacarse, tal como los grandes balcones curvos de la ochava, uno con reja, y el frente que da sobre Paraguay, con un remate en pináculos, tipo catedral, y el bow-window que se prolonga en los tres primeros pisos para diferenciarse en el cuarto, con dos balcones que asemejan palcos de un teatro.

También te puede interesar  Monumentos aéreos

Pueden apreciarse ciertas líneas que evocan construcciones amuralladas, y los ornamentos con escudos nobiliarios, supuestamente de antiguos linajes.

Contribuye a esta imagen dura e intimidatoria la extraña cúpula negra que remata la edificación, y que podría imaginarse habitada por soldados con armaduras, apostados con ballestas para repeler a las huestes atacantes.

Ella misma puede asemejarse a algún extravagante yelmo de los caballeros de esa época. Hay dos ventanas en la parte inferior, que bien podrían ser dos ojos al acecho, tratando de avizorar en la noche.

También te puede interesar  Augusteo

Pero si bien eso es lo que parece, lo cierto es que esa cúpula estuvo muchos años -no sabemos ahora- funcionando como atelier, y como refugio bohemio para amigos trasnochadores. ¡Ojalá lo siga siendo!

Artículo anterior
Próximo artículo