Ya estamos...

Ingresá tu búsqueda

#03 • Febrero 2010 Año I Instituciones

Jardín Japonés

por Enrique Espina Rawson / Fotos: Iuri Izrastzoff
Compartir

Le garantiza esta tranquilidad el isócrono funcionamiento de un Shishiodoshi (Ahuyenta Jabalíes en castellano) cuya eficacia puede comprobarse por el irrefutable hecho que los jabalíes más cercanos son los alojados en el Jardín Zoológico de Plaza Italia.

jardin_japones_04

Este artefacto consiste en una caña de bambú, por la cual fluye una corriente de agua que acciona rítmicamente un contrapeso, provocando un ruido seco que indudablemente alarma y aleja a los jabalíes de las inmediaciones.

Si bien la sola contemplación silenciosa de este maravilloso ingenio justificaría el traslado hasta Avenida Casares y Berro, aclaramos que es apenas un detalle casi perdido en el universo de agua, bambú, piedra y madera que nos propone este reposado jardín. El visitante, luego de atravesar el Buke Mon o Pórtico de los Guerreros Feudales, contemplará en su paseo una serie de paisajes y elementos que unen a su intrínseca belleza profundos simbolismos enraizados a las distintas épocas históricas del Japón.

También te puede interesar  Gruta de Plaza Constitución

jardin_japones_02

 

jardin_japones_03

Podremos ver diseminadas las linternas de piedra ( kasuga törö, kodemari) de variados tamaños, clásicas de los jardines japoneses, que provienen de la misma era de los dameros. La mayor fue donada a nuestro país al cumplirse el sesquicentenario de la Revolución de Mayo.

jardin_japones_01

Por supuesto que el centro de este complejo es el lago artificial con su Isla de los Dioses y los Tesoros, y su cascada, que simboliza, en la pedagogía budista, el fluir de la vida. En el lago hay también siete grandes piedras que sobresalen, representando a los navíos que pasan la noche, esperando ingresar al puerto, y dos islotes: de las Grullas y de las Tortugas, como símbolo de longevidad.

También te puede interesar  Vándalos

jardin_japones_06

¿Cómo no hablar de la Campana de la Paz? Es una de las dieciséis existentes en el mundo, que suenan al unísono una sola vez en el año: el tercer martes de septiembre, en conmemoración del Día Internacional de la Paz. Fue donada a la Argentina, por la Asociación de la Campana de la Paz Mundial, al cumplirse el 1er. Centenario del Tratado de Amistad Argentino-Japonesa.

También te puede interesar  En busca del Coloradito perdido

jardin_japones_07


Deseamos que en el 2027, cuando se cumplan otros treinta años, el Emperador de Japón y su esposa, vuelvan a Buenos Aires a renovar los vínculos de amistad con nuestro país, y a comprobar que aquel Jardín Japonés que inauguraron sesenta años atrás se sigue manteniendo con el esplendor de siempre.

Tags:
Artículo anterior
Próximo artículo