Ya estamos...

Ingresá tu búsqueda

#07 • Abril 2010 Año I Arte Historia Monumentos Patrimonio

Plaza Francia

por Enrique Espina Rawson / Fotos: Iuri Izrastzoff
Compartir

El Monumento de los Españoles, o incluso la Torre de los Ingleses tienen más prensa, y gozan de mucha mayor notoriedad que el Monumento de los Franceses. En realidad, el nombre o la denominación correcta del conjunto escultórico sería “Monumento de Francia a la Argentina”.

plaza_francia02

Esta majestuosa obra del francés Emile Peynot cumple 100 años, y fue la primera inaugurada de la serie de obras que las distintas colectividades extranjeras residentes ofrendaron a nuestro país en sus primeros cien años de vida independiente.

plaza_francia03

Podríamos señalar como esas contradicciones de la historia, que tanto Inglaterra como Francia trataron de apoderarse de nuestros territorios en años no muy lejanos a aquel 1910. De hecho, los ingleses lo intentaron sin éxito en dos oportunidades, y los franceses, sin llegar a esos extremos, tenían planes al respecto durante el período napoleónico que nunca llegaron a concretar.

También te puede interesar  Patriótica

plaza_francia04

Pero dejemos esas historias a la Historia, y recordemos que, para 1910, las colectividades extranjeras eran una presencia muy numerosa y apreciada en la Argentina, al extremo que en nuestra ciudad eran mayoría.

plaza_francia05

Por esos años, en nuestro país, la cultura era una marca registrada de Francia. Como decía Borges, todos eran un poco franceses honorarios. Buenos Aires era una sucursal de París, y no menos importante que la casa central. La arquitectura, los libros, los adornos, los muebles, la moda femenina y los primeros automóviles, naturalmente llegaban de Francia. Cuando se decía que la familia tal o cual había viajado a Europa, debía entenderse París, quizás con algún pequeño desplazamiento a algún balneario. Hasta la crítica histórica, teatral y literaria local estaba encabezada por un ilustre francés de Toulouse, Paul Groussac, quien, además, ejercía también la Dirección de la Biblioteca Nacional. De ahí que el monumento de Francia fuera muy festejado y emplazado en ese importante lugar de nuestra ciudad.

También te puede interesar  Mutilados

plaza_francia06

Como Plaza Francia se conoce actualmente la zona, pero en realidad, específicamente es la manzana delimitada por Pueyrredón, Agote, Levene y Libertador, y allí sienta sus reales el monumento que nos ocupa. Esta suntuosa escultura de mármol y granito, además del motivo central, tiene laterales alegóricos a Francia, con escenas de la Revolución Francesa: la Toma de la Bastilla y la Cancha de Pelota, y de la Argentina, representando la Primera Junta de Gobierno surgida el 25 de Mayo de 1810 y el Cruce de los Andes por el Ejército Libertador de San Martín, y también cuatro vértices, simbolizando la Industria, las Artes, la Agricultura y la Ciencia como pilares del progreso.

También te puede interesar  Columna meteorológica

plaza_francia07

Una pequeña y triste anécdota, que como nunca se menciona, no se recuerda, quizás por complacencias políticas. La colectividad francesa celebró allí, junto a fuerzas de la entonces oposición, la Liberación de París del nazismo, en 1944. Convendría que los historiadores, género muy abundante en estos tiempos, no omitieran en las recreaciones de esos años que, por orden del gobierno, el acto fue violentamente reprimido por la policía.

En próximas ediciones nos iremos ocupando de las ofrendas de las distintas colectividades que, con mayor o menor magnificencia, celebraron como propio el Centenario de nuestra patria.—FXBA

plaza_francia08

Artículo anterior
Próximo artículo