Ya estamos...

Ingresá tu búsqueda

#67 • Abril 2012 Año III Curiosidades Monumentos Patrimonio

Estatua de la libertad

por Enrique Espina Rawson / Fotos: Iuri Izrastzoff
Compartir

L1230479

Cuando se ha dicho-y escrito- tanto en tantos años sobre algo, resulta difícil iniciar dignamente caminos tan trillados. Nos referimos en este caso a la archifamosa Estatua de la Libertad, nombre sintético del pomposo “LA LIBERTAD ALUMBRANDO EL MUNDO”, que fue su original nominación.

L1230480

Los datos de esta colosal obra son apabullantes. No los repetiremos. Bastará decir que la estructura interior de hierro con basamento de piedra fue diseñada- y fundamentalmente calculada – por Gustave Eiffel; que fue una donación del pueblo francés a los Estados Unidos al cumplirse el centenario de su independencia; que fue concebida por el escultor Frédéric Auguste Bartholdi, y que fue inaugurada diez años después de la fecha prevista, exactamente el 28 de octubre de 1886.

L1230497

Mucho antes de ese año, la estatua, aún en ciernes, ya era célebre por sus dimensiones (se dice que su creador se inspiró en el Coloso de Rodas, una de las maravillas de la antigüedad, ya que en sus inicios funcionó como faro) y sus partes en construcción eran exhibidas y comentadas universalmente. También estuvo en serio riesgo su ejecución, ya que durante la guerra franco-prusiana de 1870, la mayoría del pueblo estadounidense, al parecer, se manifestaba a favor de los alemanes, lo que, naturalmente, no cayó demasiado bien entre los franceses. Que además, debían pagar la obra.

También te puede interesar  Broadway

L1230494

Como es sabido, no es necesario aclarar que la más famosa estatua de los tiempos modernos, fue finalmente emplazada en la Isla Libertad, en el río Hudson, y ha sido visitada por millones de personas en su casi siglo y medio de vida, y vista como símbolo de esperanza y prosperidad por otros tantos millones de inmigrantes que arribaban en barco a los muelles de Nueva York.

L1230493

Algunos de nuestros lectores se preguntarán, atinadamente, adonde queremos llegar con todo esto. Sin titubeos ni inútiles circunloquios aquí va nuestra respuesta: a la calle La Pampa, casi 11 de Septiembre. Y antes que vuelvan a preguntarnos por qué, informamos que allí, en ese extremo de las Barrancas de Belgrano, se halla ubicada una modesta réplica de la famosísima Estatua. Fue adquirida por la entonces Municipalidad de Buenos Aires, que no fue la única en agenciarse de una de estas réplicas, vendidas a cantidad de ciudades en todo el mundo.

También te puede interesar  Tomas de agua

L1230484

Esta hermana menor local no tiene estructura de acero que la sostenga, ni la necesita. Es de hierro fundido, sencillamente, y está casi escondida a la vista del caminante. Para apreciarla hay que entrar en la plaza -a pesar de la prohibición de pisar el pasto- y recién allí la podemos contemplar cara a cara. Allí podemos ver la inscripción del taller de fundición: Le Val D´Osne- 8 Rue Voltaire-París.

L1230488

Algún malintencionado podría hacer juegos de palabras señalando que la Libertad en Estados Unidos se ve de lejos, y que aquí está casi escondida, que allá es mucho más grande que en Buenos Aires, o tonterías por el estilo.

También te puede interesar  "De interés cultural"

L1230508

No caeremos en esas triquiñuelas. Más aún. Afirmaremos con orgullo, que nuestra Libertad, aunque pequeña, es más antigua. Efectivamente, la de Nueva York se inauguró, como dijimos, el 28 de octubre de 1886, y la de Barrancas el 3 de octubre del mismo año.

L1230476

A propósito. Llama la atención que las Barrancas de Belgrano estén socavadas en su parte inferior, y tan es así que cuando llueve mucho se suelen formar charcos muy grandes. Eso viene por la gran cantidad de tierra negra extraída de las laderas, que se usó para rellenar los terrenos bajos de San Benito de Palermo -hoy Parque 3 de Febrero- cuando Rosas decidió construir su mansión de Palermo.

L1230512

Artículo anterior
Próximo artículo